Loading...

28 de noviembre de 2010

MILEY CYRUS, REBELDE CON CAUSA

Los inicios profesionales de Miley Cyrus como niña Disney fijaron una imagen de chica inocente y cándida, que al llegar a la adolescencia ella misma se ha encargado de tirar abajo. Los videoclips subidos de tono, el vestuario provocativo y sus frecuentes salidas nocturnas han sido muy criticados por el público, y ahora un equipo psiquiátrico ha desvelado las claves de su comportamiento.



La pubertad y adolescencia de Miley Cyrus se desarrolló entre los platós de la serie Hannah Montana y viendo cómo su imagen de niña Disney se exportaba a todos los rincones del mundo. Pero los años pasan y ahora la joven está haciendo todo lo posible por librarse de esa etiqueta, a veces forzando los límites para provocar al público.


Mientras que mucha gente se sorprendía con su provocativo videoclip de Can't be tamed, sus estilismos y su noviazgo asentado con Liam Hemsworth, dos terapeutas se han juntado para explicar el porqué de este repentino cambio de actitud.


En esencia, el motivo de la postura de Miley es el divorcio de sus padres, y la deteriorada estructura familiar que su separación ha sacado a la luz. Al no contar con un referente familiar en condiciones, la joven estaría dando tumbos intentando encontrar un modelo a seguir.


"Ahora que sabemos que sus padres estaban preparando el divorcio, no queda duda de que la joven ha estado metiéndose en el terreno farragoso de un comportamiento cada vez más provocativo", afirma la doctora Carole Lieberman, psiquiatra y autora del libro Chicas Malas: por qué los hombres las aman y cómo las chicas buenas pueden aprender sus secretos.


La doctora ha explicado a Hollywood Life que "sus inapropiadas travesuras sexuales son una reacción a su miedo al abandono paterno". Y por si fuera poco, últimamente Billy Ray Cyrus ha estado dinamitando él mismo su autoridad como padre de Miley.


El cantante de country ha declarado su "intención de ser su amigo", lo que supone un error "particularmente dañino en este momento". "Es muy confuso para Miley temer perder a su padre y, al mismo tiempo, oír que quiere ser su amigo", continúa Lieberman. "Necesita un padre, no un amigo".


Por su parte, la doctora Gilda Carle afirma que Miley "no tiene un guía adulto" en estos momentos. "Está intentando averiguar quién va a ser su modelo a seguir, su padre o su madre", afirma Carle.


A raíz de esta situación familiar, parece claro que la actitud de 'chica mala' de la joven es una llamada de atención. "Cuando los adolescentes están ansiosos o deprimidos, lo muestran exhibiéndose. Esto incluye drogarse, tener sexo o actividades excesivamenete estimulantes", concluye.


 
 
Foto: GETTY

No hay comentarios:

Publicar un comentario